14.6.08

:
Me gusta pensar en la gente como árboles, pensar que por algún motivo la gente que muere se sube a los árboles. De los árboles prefiero los que se llaman pirules, que siempre están como chorreándose. Pero me gustan los pirules porque en la hacienda de mis abuelos había más pirules que gente, gallinas y corderos juntos. La verdad que no siempre hubo gallinas y corderos, pero sí un caballo muy flaco que se llamaba Triplillo. También cuatro o tres cerdos, y yo les daba de comer vísceras y pájaros muertos. Claro que me gustaba enfermar a los cerdos, hacerlos vomitar y ellos mirando hacia mí con los ojos muy tristes. Yo no les tengo piedad a los cerdos, porque siempre me viene que son animales oscuros. El caso es que en la hacienda había más pirules que gente y animales juntos, y bajo un pirul fue que enterramos a un tío. La verdad que sí me duele ese pirul porque un día, abandonada la hacienda, lo atravesó por el centro algún rayo, y el tronco quedó abierto como una mordida en donde cabe mi tío con su cuerpo muy flaco, tapándose a veces del frío y del agua. Pero me gusta pensar en la gente como árboles no por eso, sino porque se suben los muertos después de enterrarlos muy cerca, y supongo después que uno aprende a saltar de las ramas y subirse a los pájaros. Lo que duele de ese árbol es que no puede empacarse y llevarse a otra casa. Y un poco por eso le vino ese rayo, nosotros mismos se lo mandamos aunque me vengan y digan que fue un aguacero, una tormenta muy fuerte en la que nadie estuvo..
.
Bueno, aquí se me puso a hablar el Tristán de hace siglos a propósito de una visita que hiciera al blog del buen Raúl Ríos

13 Comments:

Blogger Lo-que-serA said...

Un abrazo de LoQ de otra época al Tristán de hace siglos.

junio 15, 2008 9:40 p. m.  
Blogger Sergio said...

desconosco a los pirules, pero se lo que se siente caminar en la neblina rodeado de sipreses o las tardes de sol abajo de un tamarindo.

Son mejores que la gente.

junio 16, 2008 5:34 p. m.  
Blogger fgiucich said...

Esos recuerdos son los que quedan marcados para toda la vida. Abrazos.

junio 19, 2008 12:48 p. m.  
Anonymous Kartak said...

yo prefiero pensarme como un árbol de esos de navidad, sin raices, decorado para la ocasión con ombillitas chinas de colores y luego, despues de la fiesta y los excesos, tomando elfresco arrumbado en una banqueta esperando al camión de la basura, que se puede retrasar hasta la siguiente navidad.

Un abrazo

junio 22, 2008 11:45 a. m.  
Blogger men said...

...me gusta pensar en la gente como arboles..

chido

me cagan las verificaciones

junio 23, 2008 10:14 a. m.  
Blogger Édgar Omar Avilés said...

Desde mi blog, usted ha ganado un bonito premio. Favor de recogerlo :)

junio 25, 2008 1:52 p. m.  
Blogger La Cordero said...

Hace poco tumbaron la granada en la casa de mis abuelos en Coyoacán. Era, quizá, el último recuerdo de él, de mi viejito, en su patio. Me acuerdo que cada año en esta época daba unas granadas grandes, de esas rojas que le ponen a los chiles en nogada. Creo que mi abuelo también era un árbol. Beso de granada.

junio 25, 2008 5:50 p. m.  
Blogger Lenna said...

Me pasó! Justamente hoy! Confundí a un escritor (que siempre vestía de café) con un árbol que siempre vigila periférico...

Me hizo esbozar una sonrisa...

julio 02, 2008 10:28 a. m.  
Blogger Tristán said...

LOQ: Necesito verte :(

-

Jaja, Serge. Tienes toda la razón, y refrendo lo que dices dos veces. Lo refrendo ahora pues, que me dan gatas de matar a algunos cuantos. Saludos y un gran abrazo.

-

Un saludo, amigo FER.

-

Maldita sea, KARTAK. Ahora me viene pensar que todos somos a veces ese puto arbolito de navidad, pinches árboles de temporada. Ja. Salud, compadre!

-

MEN, a mí también me cagan, aunque un poco porque nunca las alcanzo. Chale. Podrido asunto, pues.

-

Ah, jijos, buen AVILÉS. Voy a tu blog a recogerlo, y disculpe usted la tardanza.

-

PATO, le doblo los besos de granada. Un abrazote pa usted y pal recuerdo del viejito.

-

Jaja, LENA. Esas cosas son la ley. Muchos saludos y thnks por la visita.

agosto 17, 2008 10:02 p. m.  
Blogger mariposasalvuelo said...

Simplemente decir... Me encantó. Porque mi vida está plagada y colgada de PIRUlES, son especiales para mi.
Te descubro y encuentro una voz de re lato que me dice mucho. Te sigo y sobrevuelo. Saludos.

enero 06, 2009 10:30 p. m.  
Blogger Tristán said...

Por qué dices lo de los pirules, cuenta.

Te dejo saludos.

enero 12, 2009 2:34 a. m.  
Blogger mariposasalvuelo said...

Hola... había perdido la entrada de tu página. Pero aquí estoy.
También me traen recuerdos de una hacienda, de puerquitos (mejor esos ahorita no) y de caballos.
Los árboles son los ojos mudos de las historias personales y colectivas. Lástima que yo no tenga cercas ningún árbol para que atestigue nada mío cuando me valla. Lo más parecido a un árbol que hay por mi casa es un poste de luz. Negro y desvencijado.... contará?
saludos.

mayo 21, 2009 10:11 p. m.  
Blogger Tristán said...

Pues yo no veo el pedo. Seguro cuenta :)

mayo 22, 2009 11:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Más Postes en Archives
Creative Commons License
Lumbre Culebra, bajo Creative Commons

BloGalaxia