24.10.05

Orden mundial

:
Seguimos el orden mundial, las leyes de Occidente. Le mostramos obediencia, incluso, al consejo de los 5 ancianos. Castigamos al narco, a los homicidas, a los locos. Le ponemos un altar al matrimonio, un bronceado perfecto a nuestro abdomen de hierro. Juicio al genocida, hambre a los jodidos. Seguimos el orden mundial, incluso en mucho nos convence. Pero unos lo siguen más porque no se permiten pensar que ese orden no es necesariamente el orden absoluto. Somos perritos oliéndole el culo al más fuerte .

21 Comments:

Blogger Dra. Kleine said...

Es acaso un ciclo irremediable?
algo que ya de antemano lo tengamos forzado trtando de salir sin salir del cauce??
Difícil caso el nuesto...oh, sii!

octubre 24, 2005 3:06 p. m.  
Blogger Lo-que-serA said...

Ese señor orden mundial es bien convenenciero, oiga. A los únicos genocidas que mete en cintura es a los ex-novios de su patrón. Mata de hambre a media humanidad y cuando le conviene se da golpes de pecho mentando la moral y la libertad como si fueran suyas. Y de que le huele el culo, le huele. Por eso estoy aprendiendo a vivir sin respirar.

octubre 24, 2005 4:31 p. m.  
Blogger fgiucich said...

Somos animales de costumbre, bien mansitos, acostumbrados a los patrones fuertes y que nos den órdenes. Qué le vamos a hacer: las carabelas vinieron al sur; otro cantar hubiera sido si remontaban el Hudson. Abrazos.

octubre 24, 2005 4:44 p. m.  
Blogger TiNO RO said...

Seguimos el (des)orden mundial.

Somos testigos, cómplices y ayudante de la propagación de la mierda.

Pero no todo es malo, si uno se acostumbra a su hedor, hasta nos empieza a gustar y en nuestra obsesión no podemos parar.


Saludos,
Tino RO

octubre 24, 2005 4:57 p. m.  
Blogger Silencio V_2.0 Release 3 said...

Ja ja ja yo soy parte del orden mundial y veras te mandaré a los hombres grises a que se coman tu tiempo...

El sabado discutía sobre el sistema, que creo ya está más vivo y compuesto de células, con aparente independencia, los humanos pa pronto, así que en realidad los junior, políticos, narcos, maleantes, mochos, bienintencionados ( sra sra meta a su hijo al manicomio ) etc etc, no son más que parte de algo mayor, y los otros son nada más que el contraparte, el equilibrio...

Diablos, saber que matando al perro no se acaba la rabia, me da rabia...

Un abrazo

octubre 24, 2005 7:14 p. m.  
Blogger opphelia said...

te decubri y ahora seras de mis lecturas favoritas

just that

octubre 25, 2005 12:12 p. m.  
Blogger Lety said...

En mi caso Tristán, no le pongo un altar al matrimonio, sino al marido por aguantarme. Y dejando fuera la broma, que no es broma, sino reconocimiento de lo que el pobre hombre me ha soportado, te aviso que ya puse la historia que me pediste. Ya sabes donde, para no hacerme publicidad a tus costillas (hoy me pasó algo horrible y tengo nudos en la garganta). Besos mi amor, que Dios te bendiga

octubre 25, 2005 3:03 p. m.  
Blogger Raquel Olvera said...

paso.

Eso del orden mundial, paso. Y también eso de oler.

octubre 25, 2005 11:29 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Somos como el judio errante, G. KLEINE, oh, yes. Maldita suerte.

LO-QUE-SERÁ, lo que sí tengo como cierto es que ese señor no quiero ni su moral ni su libertad.

Así es, Don FERNANDO, todos tenemos algo de masoquistas, y también simpre existirá un sádico. Cuento de nunca acabar.

Tan acostumbrados estamos, TINO, que hasta hacemos castillitos de la mierda propagada :S Guáchala.

"Diablos, saber que matando al perro no se acaba la rabia, me da rabia", jaja, SILENCIO. Es usté todo un filósofo, me cae. Mis respetos.

Thnks, OPPHELIA, cuando gustes, ésta es tu jaus. Home sweet home. Tome del refri lo que guste, suba las patas en la mesa, ande desnuda, lo que sea. Ésta es su jaus ;)

Cual publicidad, MADRE. Les anuncio a todos que en "Quiero decir, y que la voz responda", blog de LETY, hay una historia chidísima y real (me cae que real) cobre el día en que esa señora se reusó a comprar un stradivarius en 50 pesos (pesos de una época que supongo eran los 70), o sea nada. Échenle un lente. La dir es: www.quierodeciryquelavozresponda.blogspot.com ;)

Jajaja, RACHEL. ¡¡¡Yo también quiero pasar!!!

octubre 26, 2005 2:22 p. m.  
Blogger el tío nasty said...

el orden mundial es el orden que le doy a estas letras si quiero que llueva escribo lluvia si quiero que estalle la guerra pongo bum rip tan tan el orden mundial me ordena que calle afortunadamente siempre he creído en la psicología inversa. es decir, que si me ordenan que calle, pues caigo, si me ordenan que grite pues gimo si me ordenan que compre un gucci para los amigos me compro un reloj de cartón pa’ que sea mi amigo en la muñeca. lo único que no he logrado desobedecer es la orden de don’t worry be happy, y siempre que un comercial de Nike me lo ordena tengo la imperiosa necesidad de apagar la tele y preparar un café gustosamente.

octubre 27, 2005 3:50 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Bueno, NASTY, eso es vivir el desorden, que en realidad viene a ser el orden en la psicología inversa. Me acuerdo por ejemplo del caos. Si alguien se atreviera, debidamente, a darle orden al caos, esto se viene abajo, como si las patas de araña con que parece sostenerte el mundo de pronto se perfilaran formando un palo vertical, bum rip tan tan, todo se viene abajo. Por eso el desorden es ley, ya ni siqueira es inn, es ley pura de la gravedad.

Su orden mundial, apreciable NASTY, me late, y me late porque ni siquiera nos contempla. ¿Por qué contemplar a ese pinche vecino que hace las cosas al reves, de la debida forma en la que yo nunca lo haría? ¿Por qué contemplar rojo si en mí no cabe el rojo? Pero bueno, es digamos que un orden mundial crónico, primero se ordena uno, chido chido, y ya luego se asoma en el orden del vecino.

Dont worry be happy, eso sí que es cierto... ¿Puedo aplastarlas junto a usted y me ofrece un cafesito?

octubre 27, 2005 4:18 p. m.  
Blogger el tío nasty said...

eso es eso es, no importa si hay o no orden, sino quién lo necesita!, puedo involucrerme a un cierto orden por necesidad (puta y lo hago i.e. el mundo laboral oficinista) pero por ejemplo, me pongo traje sastre, pero con calcetines de rayas setenteras bajo las botas, jejej. saboter si te place, obviar si te conviene, creer si lo necesitas, vomitar si te apetece....el orden existe porque alguien lo necesita. Ergo el orden mundial existe solo en mi mundo, y es el orden que necesito, si lo necesito.

vengase pues le invito un cafecito

ps(por cierto, ya que usted se la vive en Alvaro Obregón, no conocerá algún depto por ahí que se rente a precio módico?)

octubre 27, 2005 4:36 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

jaja, traje sastre me la creí, pero ya los calcetines sesenteros nel :D

En dónde el cafecito?

Y nel, no he visto nada en renta porai, aunque debe haber de amontones, aunque en edificios tembleques (fiuff, como el orden mundial). De todos modos, ora que sepa algo al respecto le digo ;)

octubre 27, 2005 5:38 p. m.  
Blogger Bí Mát said...

¿Quién dice lo que está bien y lo que está mal? ¿quién es el bien y queién el mal? ¿Bajo qué premisas puedo castigar algo que yo promuevo?
Quien castiga al narco es quien consume, quien lo necesita. Quien castiga al homicida es quien entrena terroristas. Quien castiga a los locos es quien perdió las ilusiones y sus sueños. Quien broncea su cuerpo es quien le pone un altar a los anabólicos. Quien castiga a los genocidas, es quien durante años los ha ayudado económicamente.
Quien sigue oliendo culos es porque ya le gustó; es hora de abrir ojos, corazones, mentes, brazos, etc., y comenzar a pensar que nunca ha sido justo (y nunca lo será) vivir así.
¡Que vivan los que sueñan libertad! ¡que vivan los que sueñan con Casa Babylon! ¡que vivan los que sueñan esperanza, igualdad, justicia! ¡que vivan los locos, que de ellos es el Reino de los sueños! pero sobre todo ¡¡¡vivan los que nunca tienen orden en su vida y aún así saben lo que quieren y lo que tienen!!!!


Todo para todos!!!!!

octubre 28, 2005 6:22 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Lo sigo, lo sigo. Yo ya me olvidé cómo se hace eso :S

octubre 28, 2005 6:27 p. m.  
Blogger Bí Mát said...

¡¡¡N U N C A S E O L VI D E D E C Ó M O S O Ñ A R!!!!!

Que acá vivimos de los sueños

octubre 28, 2005 6:36 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Tá bien. No me regañe. Pero, dígame...

Dónde dice que vive usted?

octubre 28, 2005 6:38 p. m.  
Blogger Bí Mát said...

Una vez vi el mar, y me gustó. La sensación de los pies descalzos en la arena, metiendise entre los dedos, siendo bañados por el mar, como si los quisiera limpiar y yo necio con llenarlos otra vez de arena. Desde entonces soñé con vivir lo más cerca posible de él. No lo he logrado, pero vivo en un ser que si vivió ahí, en un Caracol, que es autónomo y rebelde, y a veces, cuando acá hay ratos de silencio, como que lo oigo...y mis pies se llenan de nostalgia.

Nunca las cosas son como creemos que son o deberían ser.

Y no fue regaño, simplemente le grite a los cuatro vientos y a sus dos orejas que nunca se deja de soñar, que de eso están hechos los hombres. O qué, Luther King se hubiera oido algo mal si dice: ¡tuve un sueño, pero...pos no me acuerdo, porque hace mucho que no lo hacía! como que no verdad ¿.?

Además, todavía habemos los que vivimos, luchamos, escribimos y morimos por ellos. Un hombre viejo y sabio me dijo que cada sueño que han tenido los hombres a lo largo de la historia se vuelven granitos de arena, mas sin embargo, los que se realizan, llegan a subir al cielo y se vuelven estrellas, pa' que los demás los veamos y sepamos que si es posible realizar cualquier cosa, cualquiera que esta sea.

¿usté tiene estrellas?


Todo para todos!!!!!!!

octubre 29, 2005 4:26 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Al final estoy de acuerdo con usted. Pero a ver si me doy a entender. Ahí le va un texto que vivió en la Lumbre Culebra hace ya un rato:

"Me gusta pensar que los sueños (léase sueños igual que deseos, metas inconclusas, fracasos enormes) los va uno cagando como periadham. ¿Qué es periadham? Periadham es el excremento del unicornio. Una perla del tamaño de medio puño muy valorada en la época en que abundaban los unicornios (hoy no quiero pensar en su precio). Pero en aquel tiempo la gente salía en su búsqueda y se internaba en los bosques. Encontrarla era fácil, pero se necesitaba de mucha suerte. Digo, entonces, que era fácil porque la perla blanquísima brillaba como mil haces de luz en la oscuridad. Y digo que se podía hallar solamente con mucha suerte porque era raro que un unicornio defecara. Pues bien, los aldeanos tomaban la periadham con un paño –no por razones de higiene (al fin y al cabo era excremento), sino por razones inspiradas en el respeto- y luego la llevaban silenciosamente a sus casas. Tener esa luz en las casas, sobre una cómoda o sobre el roble del comedor, representaba llenar de significaciones a la familia... ¿Alguien, entonces, encontrará nuestros sueños? ¿Los rescatará de su caída libre? Por ahí me avisan si de algo sirvieron los míos."

Chale.

Un abrazo, míster.

octubre 31, 2005 2:57 p. m.  
Blogger Bí Mát said...

Y ¿por qué han de ir en caida libre? ¿qué, acaso usté es de los que dejan que los sueños anden por si solos, nunca ve en que acaban?

Creo, más bien, a mi humilde y tal vez despistada opinión, que nunca hay que esperar que los sueños busquen a alguien o a algo, sino que por experiencias propias, los sueños llegan al individuo apropiado....

Y por acá, hay unos amigos que trabajan el guano, hay platos, vasos, jarras y varios antojitos que saben bastante bien...pero se acompañan mejor con chapulines, escarabajos, hormigas al comal, mmmmmmmhh, ya me dió antojo, y pa´llegar con ellos está bien lejos, pero ni modo. Si viene acá, lo llevo, al fin que comer con ellos es mejor que un sábado por la tarde con chelas viendo el futbol.

Ya me dujeron que no más idas allá, que ahora me toca ir pa los Tuxtlas, en Veracruz. Creo que quieren hacer que esto de todo para todos llegue a más y eso es mejor. Discúlpeme porque sé que en un buen rato no nos podremos contactar personalmente, así esto de vivir dignamente.

Bueno, me voy, no sin antes decirle que acá la caca de caballo también vale mucho, jajajajaja...
pus no hay quien crea que cómo nos hicimos de una perla, pero si de dos o tres costalitos de abono.

octubre 31, 2005 7:21 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Tá bueno, míster, usté no se apure, ya llegará la ocasión de entablar contacto personalmente. Y guárdeme unas periadham de caballo, quizá, como dice, puede uno salir del apuro con unos cuantos costalitos. Un abrazo.

noviembre 01, 2005 1:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Más Postes en Archives
Creative Commons License
Lumbre Culebra, bajo Creative Commons

BloGalaxia