28.2.09

:
Claudio juega a verter cera sobre el suelo, formando una espiral de montículos que son vestigios marcianos. La mano de Dios decide que se atraviese una hormiga, y se atraviesa. El niño inclina la vela y, apostándolo todo, deja caer sobre ella la cera que le resta. Sobre su espalda, un ser desagradable y desnudo le deposita un beso en la cabeza..
De La especie está mutando

3 Comments:

Blogger Sergio Lara said...

Yo era como el clasico niño que jugaba con las hormigas aplastandolas y destruyendo todo, ahora ya de grande puedo decir que todos esos niños aprenden la leccion...

marzo 01, 2009 1:40 a. m.  
Blogger stephanie said...

wooooo
q loco
salu2

abril 11, 2009 2:13 p. m.  
Blogger Tristán said...

Na, yo creo que los niños siempre hacen que aprenden la lección. Al final no aprenden un pito. Ja, y es que aún de grandes no se aprende ni un pito. Saludos, Serch

abril 12, 2009 9:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Más Postes en Archives
Creative Commons License
Lumbre Culebra, bajo Creative Commons

BloGalaxia