12.6.05

Armas contra el miedo de un niño star wars

Para el Bob
Éste es un niño que le tiene miedo al Cristo que está en la sala. La abuela lo hinca frente a él para rogar perdón por sus pecados. Se concentra. La fuerza le acompaña. Tras sus ojos da comienzo la Guerra de los Clones.
De Textos sin casa

15 Comments:

Anonymous noemi said...

Que ignorantes las abuelas que nos hicieron temer, y sentirnos perseguidos....

junio 13, 2005 4:08 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Es el caso de Carry, sí la de Stephen King que está basado el personaje, no en una sino en dos personas.

Ennovy

junio 13, 2005 8:46 a. m.  
Blogger Hamletmaschine said...

Hey, que buen post... esas imagenes protectoras que emergen durante el stress... recuerdo el caso del tema "Horses" de Patti Smith en que un homosexual es violado y vejado, desangrandose en el suelo alucina que el cuarto se llena de caballos trotando, muy bello...

George Lucas nunca lo hubiera imaginado...

junio 13, 2005 10:36 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Algo hay de eso, Noemí, aunque no creo que sea ignorancia, son más bien cosas de costumbre y tradición... Hace poco le comentaba a un blogger (Shinigami) que yo le tenía mucho miedo a un Cristo a escala natural que estaba en una iglesia de Oaxaca. Obvio, mi abuela me llevó con él. La escultura era sanguinaria. Le decía también que mucho tiempo después lo relacioné con el cuerpo de Lenin en Moscú... Pero en el momento del Cristo no sé que armas utilicé para desechar el miedo. Lo único que sé es que no tuve éxito, pues muchas veces lo soñé.

-

Ennovi,

¿Te parece? Tengo nociones de "Carry", pero no sé. Prometo asomarme en Stephen King.

-

Hamletmachine,

Patricia Smith sí que sabía encontrar esas armas. Mi post ni a los talones, ja; no deja de ser una imagen inocente... Los caballos, o la sucesión de ellos, o uno salvaje, o como sea un caballo, creo que son imágenes que libertan demasiado. (Me gusta poner "libertan" porque "liberan" no es lo mismo, creo yo)... El día que pueda comprarme un caballo, uno blanco, como el Gandalf, me sentiré libertado, jeje... Y tienes toda la razón. Que me perdonen los fans (como mi amigo Bob), pero a George Lucas sí que le encuentro limitaciones.

junio 13, 2005 2:12 p. m.  
Anonymous Saidja said...

Será mejor, en el peor de los casos y a manera de sustituto emergente en pos de la conquista (espiritual) y el adoctrinamiento contra el temor, unir de manera perpendicular un par de sables de luz en ese mismo muro.

junio 13, 2005 3:11 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Puede ser que esa cruz de luz también la vio el niño.

;)

...y ya no fumes, Saidja.

junio 13, 2005 3:19 p. m.  
Blogger Lo-que-serA said...

Mis abuelos eran ateos. Todos, los cinco (porque mi abuela paterna se casó dos veces). Pero eso no me libró de la culpa.
;)

junio 13, 2005 3:47 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Órales, qué raro. En Oaxaca todos los abuelos eran mochísimos... Qué se siente, eh?

junio 13, 2005 4:02 p. m.  
Blogger Andrómeda said...

Sí, sí, yo también pensé en Carrie.

Pero esto puede funcionar como el condicionamiento ese de los perros de Skinner. Cada que el niño quiera ver star wars, hará la relación de ideas con el Cristo y la abuela siniestra y, entonces, horror a star wars.

junio 13, 2005 4:56 p. m.  
Blogger Julio said...

Alguna vez escuché que el arte sacro, no todo, pero sí el hiperrealista de los santos desangrándose, el de los miembros amputados, el de los ojos en blanco, el de las heridas dolorosas, era, ciertamente, aterrador. Yo comparto esa idea. Saludos.

junio 13, 2005 5:23 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Andrómeda,

neee. ¿Tú crees? Las imágenes que te sacan de un apuro no creo encontrarlas luego sinistras. ¿O sí?

Julio,

Tamos en las mismas. Saludos.

junio 13, 2005 5:49 p. m.  
Blogger Silencio V_2.0 Release 3 said...

Cuando mi abuelo murió, me han hecho quedarme con la abuela. La abuela que me dijo que no era su nieto. La abuela a la que le deba chocolates a escondidas, con todo y su diabetes, a la que le daba vueltas en el patio en su silla de ruedas hasta que ya no podiamos reir más. Esa relación extraña culmino con un terror a la iglesia, porque?

Me hacía rezar cada que me quedaba con ella.
Cuando finalmente murio despues de varios intentos de suicidio, el padre nos dijo que con unos costales de cemento donados a la nueva iglesia ella iria al cielo... más rápido.

Ahí perdí todo el respeto...

A los chalanes del Dios.

Aunque Dios sigue siendo omnipotente, omnipresente y muy cabrón, y ahora que pienso mientras escribo... Dios nos mando a su hijo en una divertida y amena historia...

Y su hijo y amiguitos se vuelve a aparecer en cada personaje...

Neo
Aragorn

Y otros tantons elegidos, que pasaran por muchas aventuritas hasta darnos un final feliz lleno de sacrificio, hermosas mujeres y manos fuertes y varoniles.

Diablos, desvarío. Dios ayuda!!, no mejor no, porque entrarás a mi cabecita y sabras que soy más malo que tú!!!

junio 14, 2005 12:04 a. m.  
Blogger Stillen Tränen said...

A mi siempre me daban miedo esas imágenes en las iglesias, esas de santos que tienen sangre en la cara o en las manos y con túnicas negras y moradas.

Las iglesias de los pueblos son raras.

junio 14, 2005 4:32 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Shinigami,

las relaciones más extrañas son las que se quedan para siempre, eso sí. Y son también las que dejan más herencia.

Tu punto sobre las "iluminaciones" que legó Jesucristo (a su vez un legado de creencias aún más antiguas) a los escritores y guionistas es bien bien acertado. Los elegidos sempre serán parte de las estructuras sociales.

---

Stillen,

espero un día tengas oportunidad de ir a la iglesia (digamos, catedral) de un pueblo en Oaxaca que se llama Tlacolula. Claro. Hay que entrar limpios y sin tanto miedo, porque si no puede ser una experiencia nada agradable.

Saludos.

junio 14, 2005 5:06 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Stillen,

en la iglesia que te digo, el juego de espejos intercalados con los cristos y santos (santos y cristos súpermuertos, me cae), da la sensasión de estar en un lugar en donde a tus ojos se le suman la visión de otros más, muchos más ojos. Decenas de ojos tuyos mirando y alabando el dolor y la sangre.

junio 14, 2005 5:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Más Postes en Archives
Creative Commons License
Lumbre Culebra, bajo Creative Commons

BloGalaxia