27.5.05

Ustedes no

Diez amigos muertos

de Dennis Cooper
para Ishmael Houston-Jones

Cass Romanski, 23 años, y su prometida prepararon la cena en el hogar de sus padres en Arcadia. Después de que estos se acostaron discutieron sobre la fecha de su futura boda. Él se puso histérico, se encerró con llave en la habitación contigua, y se pegó un tiro en la cabeza.

Eric Brown, 16 años, conducía su motocicleta muy cerca de su casa en Glendale. De repente se encontró con un bache, perdió el control y salió disparado por encima del manillar contra unas rocas.

Mervyn Fox, 56 años, pasó la noche en la casa de la piscina de la residencia de su mujer, de la que estaba separado, en Altadena. Tenía muy mala cara desde hacía unas semanas. Leyó parte de The Devils of London de Aldous Huxley, ingirió un frasco entero de pastillas para dormir y se tumbó en la cama.

Bunker Spreckles, 28, estaba en una fiesta. Se había chutado heroína por primera vez al comenzar la velada. Después de excusarse ante sus amigos caminó hasta su coche y se metió dos picos más.

Robert Benton, 43, estaba teniendo problemas con su amante, John Koening. Se pelearon y Koening se marchó. La amiga más antigua de Benton, Annetta Fox, pasó a verlo y trató de consolarle. Se bebieron una botella entera de champán y luego se fue a su casa. Poco después él se pegó un tiro en el pecho. Annetta afirmó que en ese preciso instante su coche dio un brusco bandazo hacia la izquierda.

John Wells, 25 años, estaba cargando su tabla de surf en una furgoneta a pocos metros de la autopista del Pacífico en Huntingtun Beach. Era un claro día de primavera. Un coche a toda velocidad se le echó encima, lanzándole a nueve metros de altura.

Michael Thompson, 28 años, conducía su Cadillac negro por el Laurel Canyon Boulevard hacia Mulholland Drive. Se desvió de la carretera en un lugar alejado, dejó el motor encendido y se tumbó en el asiento trasero, chupando una manguera que había conectado al tubo de escape.

Annetta Fox, 55, ingresó en el hospital a causa de una bronquitis. Pronto descubrieron que también tenía cáncer de pulmón. Le extirparon un pulmón. Un mes más tarde, ya en su casa, se levantó de la silla para ir al baño y le fallaron las piernas. La llevaron rápidamente al hospital, donde supieron que el cáncer se había extendido por todo su cuerpo.

John Flanigan, de 26, se vio confinado a una silla de ruedas. Año tras año se fue debilitando y finalmente tuvo que permanecer todo el tiempo en la cama. La noche antes de su veintisiete cumpleaños la excitación por la fiesta del día siguiente le dejó agotado y entró en coma.

David Sellers, 17, conoció a un señor mayor en un bar y le acompañó a su casa. Follaron. El hombre le dio algo de dinero. Luego se acercó a una cabina telefónica y llamó a su compañero de cuarto para que le recogiera en coche. En medio de la conversación un vaso sanguíneo reventó en su cerebro.

(De Sordo, en Dream Police)
.
decreto que aquí el único que puede morirse soy yo.
Ustedes no se me mueran
:)

22 Comments:

Blogger Luis Ricardo said...

NO.

mayo 28, 2005 5:01 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

:)

mayo 28, 2005 6:49 p. m.  
Blogger Amanda Gris said...

mmmm qué blog tan oscuro, me like it very much sir...

Saludos

mayo 29, 2005 1:11 a. m.  
Blogger Silencio V_2.0 Release 3 said...

Guillermo se sentó y abrio una botella de vino, cansado de ser y existir, rompio la botella y se corto el cuello.

Catarsis bloguera de domingo.

mayo 29, 2005 9:51 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Pa la otra meteré un chiste, lo prometo, Amanda Gris, :), porque me cae que la Lumbre no es oscura, o al menos no tan, fue el momento nomás, o eso digo yo, o no?

Gracias por asomarte por aquí, espero lo hagas seguido.

;D

mayo 29, 2005 1:16 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Oyes, Shini, Guillermo es neto? No. Ojalá y no. Ya no se mueran!!!

mayo 29, 2005 1:18 p. m.  
Blogger Silencio V_2.0 Release 3 said...

Por eso fue algo catartico cuando esas ideas llegan a la cabeza, una las haces, dos las sacas y que se hagan bolas. Soy demasiado respetuoso de las botellas de vino para hacerles eso.

Prometo no volver a hacerlo.

mayo 29, 2005 7:27 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Ya decía yo. Tons tú eres Guillermo.

;)

mayo 29, 2005 7:35 p. m.  
Blogger Raquel Olvera said...

A la muerte propia se acostrumbra uno rápido. Pero a la ajena, nunca.

mayo 29, 2005 10:01 p. m.  
Blogger Silencio V_2.0 Release 3 said...

Así es, servidor, Eduardo es el otro.

mayo 29, 2005 10:58 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Así es, mi Rachel, pero te gané, decreté yo primero. Ora te aguantas.

mayo 29, 2005 11:12 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Mi buen Shinigami,

Oscar el primero, Raúl el segundo, y Tristán de relleno.

El gusto es mío.

mayo 29, 2005 11:14 p. m.  
Anonymous Srita. Limón said...

Bueno con que no mueran las tres personalidades tuyas, me doy por bien servida.
Porque si no como diría Rachel, creo que nunca podría acostumbrarme a no tenerte por el mundo de los vivos.

Y refiriéndome un poco a otro tipo de muerte,citaré al buen Sabina.

"Y morirme contigo si te matas
y morirme contigo si te mueres,
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren"

:)

Srita. Limón

mayo 30, 2005 11:23 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Ja. Buena cita Srita. Limón... pero no lleva pedrada, no? Verdad que nooo.

;D

Pero no se preocupe, Srita., yo le consigo un novio acorde a sus necesidades.

;D

Besitos.

mayo 30, 2005 11:30 a. m.  
Anonymous Srita. Limón said...

jajaja, no, no se preocupe jovén Tristán no lleva pedrada, es sólo que siempre que pienso en la muerte, me acuerdo de esa que es mi favorita.

Y gracias por lo del novio, pero creo que todavía no estoy preparada para morir. Todavia sigo en recuperación de la muerte pasada.

Besos y un abrazo

Srita. Limón

mayo 30, 2005 12:54 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Tá bueno, Srita., váyase a un spa pa que la concientan y acabe usté por recuperarse, y usté no más avísame cuándo y la meto a la tómbola.

mayo 30, 2005 1:11 p. m.  
Blogger Luis Martínez Álvarez said...

Triste, de los 9 sólo 6 eran menores de treinta...
Ah! esa idea del suicidio, a veces tan coqueta... y esas situaciones fortuitas donde viene la muerte y regala el pasaje al más allá.

mayo 30, 2005 1:25 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Pinche flaca, se pasa no?

mayo 30, 2005 2:33 p. m.  
Anonymous Andrómeda said...

Este post está bien chido. Pero nomás porque es tu blog se te permite semejante barbaridad de negar permisos de muerte. En venganza yo postearé en el mío que decreto que allá todos pueden morirse menos tú. Eh? Eh? Verdad que se siente feo que lo anden limitando a uno?

junio 01, 2005 3:13 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Jaja. Tá bien. Ora a ver si te hago caso, jeje.

;)

...Ora mismo voy a tu post a ver si es cierto que ora tú eres la que me anda limitando.

junio 01, 2005 4:43 p. m.  
Blogger Seraphim said...

worales... mariposas negras... Me gustó

junio 13, 2005 3:38 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Thnks, Serapho, pero qué más da. Dale las gracias a él. Yo ni escribí nada.

junio 13, 2005 4:11 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Más Postes en Archives
Creative Commons License
Lumbre Culebra, bajo Creative Commons

BloGalaxia