26.5.05

Aranjuez

el tiempo se vacía de minutos,
se ha detenido un pájaro en el aire.

Octavio Paz

.

Dar las seis de la tarde
se parece a la sombra que proyecta un gran pájaro de alas largas
pasando,
como en cámara lenta,
sobre los techos de la hacienda.
Estamos exhaustos de la tarde de lluvia,
de las gotas golpeando los charcos bajo la boca de las gárgolas.
Oler la tierra mojada y mirar la ciudad, allá abajo, tan lejos,
es estar más cerca uno del otro
( pensar que subimos a Oaxaca en un barco que se aleja ).
Pero en realidad estamos cansados de nosotros.
Son las seis de la tarde y un poco hasta nos odiamos.
Queremos subir cada quien en un barco.
Yo me voy y doy vuelta a las páginas de algunos libros.
Él se va y creo que se sienta a la orilla del acueducto,
en el hueco que hacen algunas ramas,
y me recuerda, sentado allí,
que tiene algo de ocelote a la hora de su descanso.
Dar las seis de la tarde no indica que debamos encontrarnos,
pero a veces nos encontramos,
y nos parecemos a la sombra que proyectan los árboles…

( Para este momento el pájaro es un péndulo estático en el aire )

.

De La especie está mutando

17 Comments:

Blogger Lo-que-serA said...

"Estamos exhaustos de la tarde de lluvia..."
¡Ay, Tristán! ¡Con qué bálsamos te bautizó tu tierra!

mayo 26, 2005 10:28 a. m.  
Blogger Luis Martínez Álvarez said...

Muy bueno, no lo conocía, pero me ha gustado mucho, saludos hasta esa tierra natal.

mayo 26, 2005 4:54 p. m.  
Anonymous Srita. Limón said...

Recuerdo una tarde en Aranjuez.
Tú con los ojos como mapache, todos humeados por intentar prender la fogata.
De verdad había como un odio,y no solo a nosotros mismos, sino general.
Y todo terminó en el momento en que empezamos a escuchar el sonido de las hojas con el viento, a oler el delicioso olor a tasajo de las tlayudas, a sentir como la tarde iba cayendo y en el cielo se formaba un aureola de nubes que cubrían la luna y nos pegaba justo a nosotros. Como si nos dijera algo.

Entonces la noche cayó y nos vimos a oscuras y lo único que nos alumbraba era la luna, la fogata y un pequeño foco.

Creo que era más que suficiente. Porque no hacía falta nada, más que darnos cuenta dónde estábamos parados y lo que en esa noche nos esperaba.

Que bonita tierra y que bonitos hombres los que radican en ella.

Srita. Limón

mayo 26, 2005 5:29 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

María Luisa,

thnks por lo que dices. Pensaba enumerarte algunos bálsamos, como las mariposas en un pedazo de río que hay cerca en la hacienda, o la cocina de mi abuela, o el fantasma de mi abuelo, o las piedritas bajo los pies descalzos, o el olor a caca de conejo, o ese mismo ocelote al que refiero... pero luego leí el comment de Vane (la Srita. Limón), y me di cuenta que el bálsamo base está en lo que ella dijo. El mejor bálsamo para querer (o continuar queriendo, más bien) mi tierra es que la quieran otros.

mayo 26, 2005 9:07 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Amigo Mono,

El poema se llama Aranjuez, y es la hacienda en que pasé todos los fines de semana hasta los 15 años, más o menos, hasta que me llamó el ruido y le encontré el encanto al concreto y a la hipocresía. Ésta es la primera vez que me atrevo a publicarlo.

Un abracísimo.

mayo 26, 2005 9:13 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Vane,

me gustó mucho tu comment, pero no era odio, era un poco la venta de algunas hectáreas de ese alrededor, otro poco mi cabeza imaginando que salía mi tío de su tumba, al escuchar la voz de un conocido, y que venía, contra a mí, a refugiarse. Lleva tanto tiempo solo. Otro poco era verme de chiquito en un Aranjuez que ya no existe, o un Aranjuez que no es el mismo, ahora no es tan sólo un elefante blanco, si no que también está enfermo. De todos modos el tasajo y las tlayudas, y todos los que estuvieron esa noche, hacen levantar los cuerpos. Levantaron con mi cuerpo la certeza de que volveríamos.

Thnks.

Más bonita es tu tierra, y más bonito es saber que allá también hay luna, y es la misma que miramos en Oaxaca, como pueblos brothers.

Vane,

me gustó mucho tu comment.

:)

mayo 26, 2005 9:27 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Por cierto, ahora lo recuerdo, frente a esa fogata surgió el nombre de Lumbre Culebra. Bob y yo lo soltamos cuando nos clavamos en las muecas de la lumbre. Este poema, como comentaba a Mono, no iba a publicarse, incluso se lo retiré a Rachel (Raquel Olvera) cuando quiso meterlo en la antología de Cardo, el taller de donde vengo. Tampoco vislumbraba un blog en esas fechas. Y ora veo que de a pechito se van dando las cosas. Me cae que Dios los hace y sí los junta.

Todo encaja.

mayo 26, 2005 9:39 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Ah, y por cierto del por cierto, las vacas andas flacas y el Aranjuez anda en renta.

Alguien quiere vivir en una hacienda de Oaxaca?

Alguien sabe de alguien?

Neta!!!

Se renta.

Chale.

Las vacas andan flacas.

mayo 26, 2005 9:50 p. m.  
Anonymous Jaime said...

Eh, qué bonito es eso que escribiste Tristán!
Se me ocurre que las mejores cosas son las que ocurren por que ocurren, sin necesidad ni obligación de hacerlo... bueno, lo he pensado al leer.
Un saludo.

mayo 27, 2005 6:58 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Gracias, Jaime. Las cosas fortuitas son chidas de verdad.

mayo 27, 2005 3:14 p. m.  
Blogger Lo-que-serA said...

Tristán: Mándame por correo los datos de Aranjuez, todos, porfa. (marialuisarg@prodigy.net.mx)

mayo 29, 2005 2:51 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Va que va. Ahí te van.

mayo 29, 2005 3:22 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

;D

mayo 29, 2005 3:22 p. m.  
Anonymous Srita. Limón said...

Creo que la hacienda sigue habitada por los fantasmas del pasado que no han querido irse,y de todos los que alguna vez hemos pisado esa tierra y dejado nuestra huella marcada.


Y tienes razón, volveremos... y cuando quieras conocer mi tierra ya sabes que para mi será un gusto enseñartela.

Un beso y gracias.

Srita. Limón

mayo 30, 2005 11:14 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

A la orden, Vane.

;)

mayo 30, 2005 11:36 a. m.  
Anonymous adriana said...

primo que nostalgia, no sabes como llore cuando lo lei...le pusiste palabras a mis recuerdos.
te quiero mucho
ady

marzo 30, 2006 1:01 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Ady,

qué chido!!!!! Ya te asomaste a la Lumbre por fin. Pues sí, Aranjuez se fue chillando, ya qué.

Y también te quiero chingo

;)

Besísimos.

marzo 30, 2006 4:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Más Postes en Archives
Creative Commons License
Lumbre Culebra, bajo Creative Commons

BloGalaxia