31.8.06

El mensajero

:
Un coloquio sobre Henríquez Ureña en el Colmex, de esos que te dejan con tedio. Luego correr a la redacción y atascarse en el camino. Siempre la lluvia pone tonta a la gente, y el taxímetro, el pinche, no se detiene. Tengo nota pendiente sobre la cocina de Frida y el diente de Diego. Me cuenta su hija que el panzón adoraba el clemole de Oaxaca. ¿El qué?... La nota me gustaba hasta que me vienen con que ya no hay tiempo, que vaya a un cyber, que hoy cerramos temprano y que mi nota, la de Frida, va indiscutiblemente para mañana. Ni modo, me bajo del taxi, prendo un cigarro, busco el cyber y a redactarla. Empiezo bien y ¡mocos! La lluvia tumba por un segundo la luz de la colonia. Ni modo, me digo, y me lanzo de nuevo. Al fin que termino y me voy a la redacción por si hay que hacer correcciones. ¡La shit!, apenas llegó y ¡tómala! “Hubo cambios, tu nota no va para mañana”... Decido entonces prender un cigarro.

Y ahora voy en el micro. El chofer lleva pila, reguetón y es un desquiciado. De todos modos me subí por eso, los micros neón que parecen antros un poco hasta me relajan. Abro el libro que tomé en la redacción, de esos que nunca se cubren y que después nadie quiere. ¿Poesía? ¿Quién quiere? David Rosenmann-Taub escribe el siguiente epígrafe, aviso, dedicatoria, o lo que sea del tipo:

Papá,
tres días antes de marcharte,
me pediste que te prometiera que revisaría
El Mensajero
hasta crear el más hermoso
-real- libro.

Cumplir la promesa me ha exigido
cumplir tu edad.

Y me da el escalofrío, el corazón se estruja. ¡Mierda! He de andar bien, pero bien, sensible..

13 Comments:

Blogger Lo-que-serA said...

Señor: Qué bien se lo lee en sus zapatos, con lluvia, cigarro y reguetón ( :S ). Suena como a que tiene ganas de echarse un mezcalín. Mucho que platicar.
Un abrazo.

septiembre 01, 2006 12:40 p. m.  
Blogger Lety said...

Menos mal, a mi el corazón se me ensancha al advertir que sigues siendo sensible, el hombre bueno al que además que quiero, admiro.

Besos orgullosos

septiembre 01, 2006 5:49 p. m.  
Blogger opphelia said...

yo sé que me entiendes que no he podido ir a recojer el libro, verdad que si? aunque ya he pensado que igual y no me lo quieren dar ya por grosera, pero en verdad en verdad que estos días de mi vida pasaran a la historia como los más ajetreados y faltos de horas en el día para acabar mis deberes...

sipudieras pasar tu ami humilde hogar, que ahi es en donde trabajo como diseñadora freelance, te lo agradecería ENORME...

besos apenadisisismos!

septiembre 01, 2006 8:23 p. m.  
Blogger opphelia said...

y bueno, el más hermoso -real- libro lo conozco y el epigrafe tambien me pareció estremecedor la primera vez que lo leí, o es qu elos dos somos Re senisbles, con "Re" de Rewind... =)

septiembre 01, 2006 8:25 p. m.  
Blogger La mamá de los pollitos said...

Está de más decir que comprendo esas agustias de trabajar bajo el yugo del tiempo. Y las infinitas quejas que me aquejan. Por eso, nomás le digo que hoy se perdió de un delicioso pozole en la fondita de costumbre, y el Don de le mandó saludar.
Ni hablar. En días como el de ayer (y hoy), hasta el reguetón es relajante.
Besos lluviosos.

septiembre 01, 2006 11:51 p. m.  
Blogger Silencio said...

No se deje engañar el mundo tiene trampas para que uno suspire y piense que tiene sensibilidad, eso no existe, son solo bajones por tanto trabajo, la sabre seguro no llega al cerebro, y al contrario las endorfinas le hacen creer a uno que hay cosas nefastas que son parte de la cultura personal. Y bueno siendo experto en querer causar un poco de compasión, se que cuando se avisa que se requerirá usar compasión para poder irse a las ventanas que siguen, entonces la compasión se obtiene, falsa y cremosa. Así que hay cosas que están hechas para llegar, así uno llora, pero esto estaba planeado, llorar y sentirse de la mierda porque alguien vende más si le saca alguna lágrima.

Saluditos

septiembre 02, 2006 2:57 a. m.  
Blogger fgiucich said...

La lluvia siempre nos pone sensibles, pero más aún con la dedicatoria de Rosenmann que nos muestra, en cuatro líneas, que no todo es fácil en la vida. Abrazos.

septiembre 02, 2006 7:33 a. m.  
Blogger Silencio said...

Fe de erratas:

la sangre seguro

Si, hay rolas, películas y libros hechos para relajar la glándula lacrimal u otros sistemas, como el de la nostalgia, la culpa y el optimismo, nada de eso existe, es solo comercio y la venta segura de una película, un libro. En realidad las palabras, empiezo a creer, tendrán el significado que uno necesita

jaja ya medio tema de post.

septiembre 04, 2006 11:28 a. m.  
Blogger lavacamariposa said...

y el micro no lo ayuda a uno..(digo=..

septiembre 05, 2006 6:46 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Mezcalín dijiste, amiga LOQ. Venga!

Doña LETY, cualquiera diría que es usted mi madre. Gracias por la flor :D Besos.

Amiga OPPH, sí que la entiendo. Páseme sus coordenadas y me doy mi vuelta.

Ni me digas del pozole, MAMACHIK. Si ya me perdí apenas de esas tortitas de cilantro ya nada tiene sentido.

Jaja, pinche Gargamel pareces camarada BRO. Pero me late tu estado de ánimo, pone de buenas, me cae que sí :P Hartos abrazos.

O que la vida no sirve para mucho, amigo don FER, vea usted cómo a este pobre hombre ya se estaba llendo. Por cierto, ni tan hermoso ni tan real el libro, eh? Un abrazo.

Oyes, TERRIBLE, pregunta de a millón. Con cuál filme, el último, fue que te pusiste a chillar?

Pus sí que ayuda, LAVAC. Te digo que me gusta treparme en esas burbujas antroides, pero bueno, ese día no sé qué pasó.

septiembre 06, 2006 8:48 p. m.  
Blogger Silencio said...

Dejame ver....casi lloro con Millions de Danny Boyle cuando aparece el fantasma de la madre del niño., casí porque estaban mis papás y no lloro frente a mis padres, frente a la fiesta y todo, pero no frente a mis padres, supongo que si la pongo lloro. Lista?

Eternal Sunshine of The Spotless Mind
Dancer in the dark
Dear Wendy
My life without me

Aunque ultimamente lloro más por otros cosas.

Saludos pues

Coincidencia, que acaso me vio llorar en la cineteca viendo Millions?, por eso de la pregunta del millon?

septiembre 06, 2006 11:15 p. m.  
Blogger Silencio said...

trampa, me has hecho caer.

No me importa, siempre me he considerado un consumista y mis productos de consumo para llorar siempre son películas.

septiembre 06, 2006 11:43 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

"No me importa, siempre me he considerado un consumista y mis productos de consumo para llorar siempre son películas".

:D

septiembre 07, 2006 10:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Más Postes en Archives
Creative Commons License
Lumbre Culebra, bajo Creative Commons

BloGalaxia