29.7.06

Lágrimas de oro

:
Cuando el extraordinario y feliz fenómeno se produjo, cada miembro de la familia expuso una creencia diferente acerca de su origen. Según doña Luisa, la madre, fue a causa de una libélula dorada que picó al niño en la frente; según don Luis, el padre, el pequeño tragó semillas de membrillo radioactivo; según la abuela, viuda, fue porque en la misa, durante el último temblor, la estatuilla de San Jacinto vino a estrellarse en la cabeza de Dominguito; según frater Maurus, tío materno, monje benedictino, casto no sólo de las parte pudendas sino también de los cinco sentidos, el fenómeno se debía a la ingestión de una hostia milagrosa. En fin, según Nicomedes, tío paterno, borracho contumaz, la cosa se había producido porque el muchachito tenía un ángel de la guarda pederasta... Fuese la causa que fuese, el hecho es que una mañana Dominguito se despertó llorando lágrimas de oro..
( ... )
De Alejandro Jodorowsky, fragmento

12 Comments:

Blogger Michelle said...

lo mejor¡¡¡¡ que gran artista Jodoroswky, y no solo por el relato, sino por la alquimia de unir las letras , la sensibilidad aguda de quien nos envuelve y nos siente como sus cuencos don brota la fuente..¡¡gracias por compartirlo¡¡saludos desde el testigo

julio 29, 2006 9:57 a. m.  
Blogger fgiucich said...

Bello como el orígen mismo de cada uno de esos personajes. Abrazos.

julio 30, 2006 9:07 a. m.  
Blogger Silencio said...

No sera una especie de virus?

No se, tantas cosas en el mundo que uno ya no sabe.

julio 30, 2006 8:01 p. m.  
Blogger opphelia said...

coincidencias que no se dan en el mundo real se logran en el literario, precisamente estoy leyendo a jodorowsky! jajaja un abrazo y no olvide que mañana paso por el libro, ojalá y en una de esas esté usted presente!

abrazos!
=D

julio 30, 2006 10:35 p. m.  
Blogger Lety said...

Que feliz me siento de encontrarte entre amigos, porfa, ojalá estés cuando pase Opphelia, para que le des un abrazo por mí, que se lo estoy debiendo.

Y ojalá que nuestras lágrimas en breves días sean de oro, así deben ser las de alegría

julio 31, 2006 11:37 p. m.  
Blogger el maléfico doctor Bob said...

me recuerda a una tonada de Mamú Chao. Hay un comic de Jodoroswky llamado Metabarons, chéquelo. Si no luego se lo presto.

un abrazo hermano, aquí estamos.

agosto 01, 2006 3:31 p. m.  
Blogger Lety said...

Resultó, lágrimas de oro, y un cansancio que parece no acabarse.

Besos don Tristán

agosto 04, 2006 10:32 a. m.  
Blogger Sergio said...

¡Yeah baby! lo malo es que la fiebre del oro hace mucho que paso, al parecer vivimos en los tiempos de la chatarra...

Un saludo como siempre señor tristan...

agosto 06, 2006 9:54 p. m.  
Blogger Erdrick Gounier said...

x)

agosto 06, 2006 10:08 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Chile es tierra harta fértil para estos monstruos. Éste es uno, tu paisano. No puedo no estar de acuerdo contigo, camarada MICHELLE.

Qué le digo, Don FER. Sólo que los personajes de este tipo valen por dos. Me acuerdo orita de Zipelbrum, creo así se llamaba. Se acuerda usted?

TERRIBLE: Buen virus de un principio.

Ya ni me diga, OPPH. Creo que el lirbo ya lo acabó de leer el portero ;)

Pus como ves, MADRE, aún no veo a miss OPPH, espero pronto. Pero bueno, con respecto a las lágrimas, ojalá sí sean, pero no las de este cuento, que esas lágrimas terminan mal.

Ora, mi BOB, ahí lo rolas pues. Apenas terminé de leer la Rosario Castellanos "Fábulas pánicas", jaja, buena librería ésa.

Hartos besos, MADRE, pero te digo que estas lágrimas de Jodorowsky no ;D

Mi amigo SERGE, yo le mando un abrazo de fiebre di oro.

ERDRICK: 8)

agosto 06, 2006 10:59 p. m.  
Blogger Silencio said...

O buen principio de virus.

agosto 09, 2006 1:46 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Ya chale con Jodorowsky, voy a postear.

agosto 09, 2006 9:54 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Más Postes en Archives
Creative Commons License
Lumbre Culebra, bajo Creative Commons

BloGalaxia