25.4.05

Crónica de mi Marcha del Silencio

Decidí desde temprano no ir a la Marcha del Silencio. Desconectarme. Preferí levantarme un poco tarde, porque ayer salí. Luego prender la tele y ver en Much Music un especial de Café Tacuba, que no fue la gran cosa. Después de bañarme chequé Lumbre Culebra y ninguna entrada. (El comment que me invitaba a visitar el blog de Tona [el cual agregué en mis links y que les invito] llegó más tarde.) Mi plan, desde ayer, que chatié con mi hermano y que me pasó el dato, era asistir al "tablao" que se presentaría en la plancha del zócalo. Agregué al itinerario una visita a San Ildefonso, donde está lo de San Andoni, el gran Gaudí, y que no he asistido. Entonces busqué el horario de la presentación del "tablao" en la página web del Festival del Centro: Danza / Ballet flamenco / Eva Yerbabuena / Plaza de la Constitución / 20:00 hrs / representando (obvio) a España. La presentación prometía mucho. No sólo le dieron ayer (a Eva) la Medalla al Mérito, sino que la crítica decía que era un flamenco desnudo, "sin palabras, arrojando el ser efímero y primigenio de esta danza hacia nosotros", y que así, decían, nos prohibía pensar. Con exageraciones o no sonaba bueno. Luego volví a mi blog para dejarle una invitación al que se asomara. Y en fin que no la dejé porque encontré un bonito comment de María Luisa que me dejó pensando. Y yo siempre que pienso olvido las cosas. Apagué la compu, comí, y después me puse a leer a Capuana y luego algo de Arreola. Después dejé la lectura y repasé el trabajo que tendría mañana (ya hoy). Me vestí y me fui para el Zócalo. La verdad es que se hizo tarde. Había destinado unas dos horas para la exposición de Gaudí. Mis cálculos, como siempre, fueron muy malos, y el metro, como siempre, con sus lapsus desesperantes. Además de todo el calor, y Arreola en metro, en un día caluroso, no es buena lectura. Con todo llegué al zócalo. Tardísimo. Poco faltaba para las 5 y media. San Ildefonso cierra a las 6 pero aún así fui, no quedaba otra. El guardia me dijo que media hora no era lo justo para recorrer a Gaudí. Y por dentro me dije que el guardia estaba en lo cierto, pero no se lo iba a decir. Su actitud de curador de arte me molestó un poco, y luego me molestó más haber pensado tal cosa. Así que le di las gracias y me fui a turistear. Me metí a Catedral, un poco porque oí misa y me dije: quien quita y tengo suerte y la está oficiando Rivera. (Nunca he escuchado al Monseñor en misa, sólo en la tele, oficiando estupideces que no ayudan en nada.) En fin, como era de esperarse, no oficiaba Rivera sino el Capellán. La curiosidad de escucharlo será en otra ocasión... Decía yo que hacía mucho calor, y ésta fue la otra verdad por la que entré a Catedral: refrescarme un poco. Luego salí y busqué un buen café. No encontré ninguno, todo cerrado. Y no quería un mugre Sanborn's, así que seguí turisteando. Entré a La Profesa, que es la Iglesia de San Felipe Neri, donde aprendí que le llaman Profesa porque allí se hospedaban los profesos jesuitas por ahí del siglo XVI, como Benedicto (recuerdo que esa babosada pensé). Más tarde me fui a la zona de Santo Domingo: tantos edificios hermosos y en un espacio del asco. Por ahí conocí la casa donde nació Juan de Dios Peza. Me detuve un buen rato en su frente. Fue, creo, una especie de homenaje: Al pie de la imagen de Santa Cecilia fue el segundo poema que aprendí de memoria, cuando chico, para algún festival. El primero fue Reir llorando, el de Garrit, o Garrik, ya no recuerdo muy bien, el payaso contrito (¿alguien se acuerda del autor?). Y en fin que mi homenaje a Juan de Dios llegó muy tarde: hay una placa en la casa que anuncia uno mucho antes que el mío. En la placa firmaban algo que decía más o menos: El Buen Tono te hace este homenaje. (El homenaje era placa.)... Qué será eso del Buen Tono. Cuando era chico había un Buen Tono (aún existe) en Oaxaca. Era una peluquería. Dejé de ir cuando el viejito que cortaba citó a un comercial de Caprice que por aquel tiempo pasaban en tele, y me dijo que tenía "pelos de escobeta". Aún recuerdo el comercial y también al maldito viejito. Pero bueno, la cosa es que nadie pasó por ahí para sacarme de la duda de qué diablos era El Buen Tono. De ahí recordé que había un café a un costado del Munal. Me dirigí para allá pero nada, era un Taco Inn. Pero allí, en esa plaza, frente a Minería, en el Caballito, presentaban unos autriacos (creo eran austriacos) una especie de teatro guignol humano. Así. Eran títeres humanos o humanos que la hacían de títeres. Mutatis mutandis, no ahondaré en esto porque sino Tona me deja callado, indefenso, y es de la fregada sentir eso... El grupo representaba una caricatura extraña de la llegada de Maximiliano y Carlota a México. Por eso deduje que eran autriacos, y además escuché que hablaban un alemán algo raro. Me quedé y atendí, entre una treintena de personas, al espectáculo. Chistoso, sí, pero no la gran cosa. Al terminar me di cuenta que ya era hora de encaminarme al zócalo. En el camino me compré un Nutrisa (de limón con cacahuate) y llegué al sitio. Cuál fue mi sorpresa que el escenario que había visto dos horas antes estaba desmantelándose. Los de la Antorcha Campesina vociferaban algo, de verdad nada importante. Luego, al centro, un grupo de hiphopers chilangos se ganaban los aplausos de un grupo de transeúntes (con un domingo sin quehacer, igual al mío). Y es que bailaban y daban giros en el suelo, ya saben. De esos que nunca podré hacer ni en mi momento más sobrio. (Aquí corrijo: de plano de esos que nunca hice.) Ya con el presentimiento (muy acertado) de saber que el "tablao" había sido un mito, le pregunté a un policía que qué había sucedido. Se canceló, me dijo. ¿El ballet, el de Eva Yerbabuena?, le regresé con los ojos grandes. Y aunque me vio raro, quizá por lo de Yerbabuena, que por nada se parece a ningún nombre, me dijo que sí, que se había cancelado. (Aquí el domingo más que a yerbabuena ya me olía a cempasúchil.) Y por qué lo cancelaron, ¿no sabe usted? Por la marcha, me dijo. (En ese momento supe que debí haber estado en la marcha.)
Le di las gracias, me di la vuelta y me fui en s i l e n c i o .

12 Comments:

Blogger Tristán Estar said...

Nomás complemento mi pensar sobre la marcha (pensar que tomo prestado, por cierto, de una manta que dicen que marchó ayer): "No me quiten mi derecho a NO votar por él". Y es que, pa no desdecirme después, de una vez digo que aún no sé cómo ejercer tal derecho...

abril 25, 2005 2:35 a. m.  
Anonymous Said Javier said...

Qué lástima. Esas cosas me recuerdan el por qué la democracia, aun siendo importante, suele ser arrolladora. Sin contar la abominación sutil que se profesa por el Jefe de Gobierno del DF. Y es que cómo comparar a la sutil, exquisita y breve silueta de Doña Eva Yerbabuena, con la retórica panfletaria de aquel Sr. Andrés López (sí, con todo y su asistencialismo ramplón). Es una pena y lo lamento.

abril 25, 2005 9:43 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

No, de hecho Yerbabuena y Andrés Manuel no son comparables. Por ello decidí, rapidísimo, ir a uno y no a otro. (Cuando decido las cosas de forma rápida ya no me permito el tiempo de pensar pros o contras. Soy esclavo de esa forma de decisión.) Pero, de todos modos, desde mi domingo infructuoso, apoyé la marcha. Y aunque suene retórico lo repito: a la marcha, mas no a AMLO.

(Si me decido por AMLO o por el Doctor Simi, no será hoy, será más adelante.)

Y pensándolo bien, Said, a poco no sería más chido ejercer lo que dice la manta: "No me quiten mi derecho a NO votar por él".

Que sé dé cuenta el Señor López (como "estratétigamente" -minimizándolo, casi- lo comienzan a llamar sus adversarios) que hay mucha gente que no lo quiere, y que no va a votar por él. Mejor restreguémosle en la cara un voto contrario en lugar defender esa cobardía gubernamental del "por si acaso".

Pero, Said, eso pienso ahora. Y suelo contradictorio. Así que quien quita y mañana voto contigo.

;D

abril 25, 2005 12:46 p. m.  
Blogger Aira Castañeda said...

Qué mal que, con todo, tu marcha en silencio no haya sido exitosa. La otra marcha tuvo su éxito, pero bueno, así pasa.

De pronto sentí envidia por tu domingo. No que el mío haya sido malo - todo lo contrario -. Pero hay veces que quisiera salirme a caminar así como hiciste tú, mi propia marcha.

Saludos.

abril 25, 2005 6:30 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Qué bueno que visitas Lumbre Culebra, Fenririel. Fuiste rápida, si apenas estuve en tu blog... Y por lo que dices de mi domingo, guácala... Procuraré levantarme más seguido con el pie derecho.

;D

Espero verte de nuevo por aquí.

abril 25, 2005 7:20 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Miren lo que son las cosas. El actor de la Inglaterra era Garrik, y resulta que también es de Juan de Dios Peza, jaja. En qué estaría pensando mi abuela cuando sólo me daba poemas de ese señor cada que venían los festivales de la escuela... Qué triste. Yo que hubiera querido recitarles algo de Girondo, o de Baudelaire, o de Simic, ja. Pero siempre eran del buen Peza... Pues entonces reitero, doblemente, el homenaje.

(Y ora recuerdo que una vez querían que recitara "Margarita, está linda la mar..." (creo de Gutiérrez Nájera), jeje, qué feo caso. Menos mal me rebelé temprano a ese tipo de artes poéticas. Salud!)

abril 25, 2005 7:35 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Mi querido Tristán, siempre intento informarme sobre los personajes que ustedes los poetas citan en sus comentarios, y el nombre de Simic me gustó así que dije vamos a ver con qué artista nos encontramos ja y o decepción? bueno ni tanta ya que en mí busqueda encontré el nombre de tatjana simic y dije pués de aquí soy y para mi desgracia, dí con una Playmate croata, así que decepción total no lo fué, por lo que el agradecimiento es doble por Charles y Tatjana..

jahbless

Memo

abril 26, 2005 12:42 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

la marcha en silencio, en su escencia llevaba el grito de la juventud y de nosotros los mexicanos que gritamos ya no mas a tropellos a mi nacion a mi pais que me vio nacer mi pais lleno de mexicanos que estamos hartos de que un grupo de pseudo mexicanos nos utilicen para su beneficio.
es una lastima que no te hays levantado, pero que mas se puede esperar de un poeta y escritor como tu que pierde la nocion del tiempo en las paginas en blanco.
espero que asistas a ver a silvio y no yegues tarde ja que suerte la tuya
silvio en concierto.
wakko

abril 26, 2005 11:11 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Pinche Memo, jaja. Así que Tatjana Simic eh? Si está buena debe ser pariente del Charles, no cabe duda. Y? No vas a pasar el link? Los lectores de este blog, se me hace, ya están esperando el dato (ya sabes cómo es el Wakko, coopera, por favor)...

Wakko: Por supuesto que estaremos en el auditorio, aunque hasta arriba, porque la patria es pobre. Un abrazo, que de haber andado por aquí con la "democracia" ("democrasia", no "seudo-democracia") hubieras estado.

abril 27, 2005 2:45 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

me puedes pasar el poema de al pie de la imagen de santa cecilia
porfavor
te dejo mi correo gugui85@hotmail.com
paty

abril 07, 2009 10:21 p. m.  
Blogger Tristán said...

De plano no se encuentra en red, verdad¿ Bueno, te mando una versión que no es confiable. Seguramente la versificación está mal, porque fue transcripción de una versión oral. Pero bueno, yo te lo mando por si te sirve. Saludos.

abril 09, 2009 9:25 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

muchisimas gracias!!! mi abuela se lo sabe pero ya sabes, esto de los años no pasan en vano, asi que hay partes del poema que no recuerda jajaja pero en fin. y en la red no lo encontre.

gracias Saludos.
paty

abril 10, 2009 12:25 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Más Postes en Archives
Creative Commons License
Lumbre Culebra, bajo Creative Commons

BloGalaxia