14.5.06

:
Uno está expuesto siempre a perder algún miembro. Nadie llega al final de esta cosa completo. Ojalá por lo menos les diéramos un adiós bueno, como en los pueblos en Oaxaca, que si a alguien se le amputa una pierna van todos y le arman un entierro. Pero vemos irnos a trozos tan frívolamente. El último adiós del corazón, por ejemplo, fue al doblar esa esquina, asomando sus ductos sangrantes, aún palpitando, en el bolsillo trasero de unos jeans negros..
De Textos sin casa

29 Comments:

Blogger Lety said...

Y permítaseme la broma macabra, aquí en los pueblos de Oaxaca, de aquél a quien le amputaron una pierna, no podemos negar que conforme al dicho popular, "tiene una pata en el panteón".

Besos y abrazos Don Tristán, ¿ya viste a nuestra amiga Alejandra, u Ophelia para tí?

mayo 14, 2006 7:11 a. m.  
Blogger fgiucich said...

En la metáfora de la vida siempre vamos perdiendo no solamente miembros, sino los años que quedan prendidos en el recodo de alguna esquina. Abrazos.

mayo 14, 2006 8:58 a. m.  
Blogger Fabricante_de_mentiras said...

Muy chido tu blog. Gracias por la visita.

Nos estamos escribendo, ok?

Saldos!!!

mayo 14, 2006 8:27 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Jaja, MADRE, de hecho sí, así va la cosa :)

Lo que no es fácil concebir es que el alma de la pierna, por ejemplo, pruebe antes que el resto del cuerpo el paraíso o el infierno.

O los años entre los años del otro, don FER.

Chido wan, FABRICANTE. Así será ;)

mayo 14, 2006 9:43 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Buena noche, ¿o madrugada? y COMPERMISO Buen Tristan...Algún Pueblo de Tarahumara le realiza 3 fiestas a los hombres y 4 a las mujeres cuando "ma mukuri" -partieron, se fueron...murieron-... ¿se imagina usted la pachanga si se va uno en pedacitos?, como normalmente lo hacemos, de a cachitos vamos partiendo, como dice MADRE (también hay compermiso)en pedacitos.
Y luego...el corazón...uff!!!, que manera de encontrar para decir, de juntar, de tejer las palabras para que hasta allí lleguen, sin embargo creo (solo eso) de las pocas cosas que retoñan (cuando así lo desea uno) es el corazón, con parches, costuritas y demás pero renace...y vale la pena renacer!!!.
Kiriaki A. Orpinel.

mayo 15, 2006 1:31 a. m.  
Blogger Dra. Kleine said...

Dioses del Olimpo!!

Si da miedo!

mayo 15, 2006 4:24 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

KIRIAKI: Wow, que si no sería pachanga irse a fragmentos, por supuesto que sí, pero qué bueno, no?, pero resultaría mejor comenzar las fiestas ésas desde que uno nace, digo, pa cuadrar tiempos y espacios.

Naaa, amiga KLEINE, no pasa nada.

mayo 15, 2006 11:36 p. m.  
Blogger Camaleón de Oro said...

Y aveces ni a la esquina llegamos y ya perdimos medio cuerpo ja, por suerte voy dejando pedacitos y alcanzo a despedirme de ellos, abrazos.....

mayo 16, 2006 7:52 a. m.  
Blogger el maléfico doctor Bob said...

Yo siempre decía que si pierdo una parte de mi cuerpo, prefería ya no estar a estar incompleto, me acabo de dar cuenta que llevo un rato sin corazón, espero que no siga vivo nomás por inercia.

pd. Es que amanecí nostálgico mi Tristán

mayo 16, 2006 8:22 a. m.  
Blogger Lo-que-serA said...

¡Ándele! Habría que ver esos jeans... ;)
Le dejo un abrazo. Y ya neta, aparézcase.
Ora ni beso le voy a dejar.

mayo 16, 2006 2:42 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Bueno, mi buen MEMO, eso de despedirse de sus pedacitos (a veces restos) por lo menos mejora el panorama. Me late :D

No te agüites, mi BOB. Has de cuenta que hay dos puntos, lejanísimos entre sí, pero que hay una linea invisibilísima que los une. Entonces la línea se comporta arbitrariamente, con movimientos incluso de culebra, los cuales dependen de la posición de sus extremos, es decir los puntos. Cuando uno menos se lo espera la linea se acorta, las ciudades donde se encuentraban los puntos ya no son las mismas, los puntos toman aviones, trenes, barcos, patinetas, lo que sea, y luego resulta que esa línea que antes abrazaba el globo terráqueo, por ejemplo, ora apenas si abraza el cruce de una calle, y así... Resulta también que el corazón muerto que uno cargaba en el pecho de pronto se nos prende, se aviva como ese aparejo que busca metales bajo tierra, o el artefacto ése de los Ghostbusters cuando se topa frente al objetivo, el objetivo pues... y así.

No hay que por qué estar tristes, devuelve la pinche nostalgia al cajón, que se haga vieja

Abrazos.

Oiga, mi LOQ, traemos conexión ya se fijó usted? Sin haber leido su comment hoy nos topamos, así que ya le compré de nuevo el derecho a sus besos ;) que por cierto, hartos le mando.

mayo 16, 2006 11:17 p. m.  
Blogger Alexkambal said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

mayo 17, 2006 12:36 a. m.  
Blogger el tío nasty said...

los entierros están bien cuando los miembros se te caen o te los quitan. pero, cuando te los arrancas con los dientes?

nunca nadie ha necesitado luto por quitarse de encima una enfermedad, y todo es, potencialemtne, una enfermedad. (yo antes tenía 3 ojos, y un sólo padre, y zaz, adios es adios)

mayo 17, 2006 11:01 a. m.  
Blogger Luis Martínez Álvarez said...

Wow, qué buen relato. Nadie está excento a perder el corazón de esa manera tan frívola, lo juro. Saludos camarada.

mayo 17, 2006 2:14 p. m.  
Blogger Vodka-M ax said...

Uno se acostumbra a ver rodar el corazon una y otra vez, asi como cuando te vuelan la cabeza de un machetazo, es una adiccion. Luces,Camara y Accion¡¡¡¡¡ Los pedazos volando.
Saludos Don Estar.

mayo 17, 2006 6:29 p. m.  
Anonymous zezé said...

todos perdemos algo alguna vez
es mejor no perder la cabeza
=)

mayo 18, 2006 12:34 p. m.  
Blogger Alexkambal said...

Mi prepusio y mi apendice me estaran esperando en el cielo?

mayo 18, 2006 4:38 p. m.  
Blogger Ninett said...

linda la imagen de los jeans negros, me provoca nostalgia, no sé por qué me mueve a recordar cómo se han llevado el mío, si ha tenido dignas sepulturas. Y así como lo dejamos morir frívolamente, también frívolamente aceptamos que se regenere, nuevos amores retoñan en su tronco y siempre pensamos, aquél no era el bueno, tan cínicamente..

mayo 19, 2006 11:10 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Uy, TÍO, y esta vida acostumbra arrancar de raíz, y a una sóla dentellada, ciertos cuerpos que aún no les tocaba, y completos, zaz, cuál por partes?, así se van... Aunque a veces se da el caso que el cuerpo arrancado llevaba 3 ojos, como usted dice, y entonces el tercer se queda, es normal, se queda en el suelo, o sobre una bandeja, como sea, ofreciéndose bien bonito para el que pase, y uno pasa y se lo pone... sucede.

Mi buen MONO, la verdad es que nadie está exento de perder el hígado de manera tan frívola...

Jaja, hermoso, don VODKA-M... Los pedazos volando, pero algo siempre se queda, y de ese algo quedado uno abre un intento de manos, como quien intenta cachar de chamaco pequeños granizos, o cuando se intenta cachar la nieve cuando por primera vez uno vive la nieve, pero bueno, el caso es guardamos los cachos que alcanzó el intento de manos en uno de los picos de la piñata, y de ahí nos rearmamos...

Depende ZEZÉ, porque a veces la cabeza estorba... Preferiría no perder la manos.

Bueno, ALEXKAMBAL, si su prepucio hubiera corrido la suerte de ser muy libertino, lo más seguro es que el lugar sería el infierno... Pero qué bueno.

Camarada NINETT, no sólo dignas sepulturas para tus corazones idos, sino dignas celebraciones, comuniones, parafernalias, tenlo por seguro ;) ... Cínicos, dices?
Chale, pinche especie. También tengo por seguro.

mayo 20, 2006 6:54 p. m.  
Blogger Andreas Kartak said...

Saludos maestro, primero felicitarle por su chamba (me dijo Lety) y segundo espero verle el jueves por la araña ¿le lleó la invitación?, un abrazo y la verdad se le extraña, aunque no se si lo que extraño es que no se haya dejado ver, la invitación está en su tejado, y el tiempo juega de nuestro lado, un abrazo

mayo 23, 2006 9:36 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Maese, sí, me llegó la invitación por dos bandos: el Tío y Héctor (a quien aún no tengo el gusto de conocer), y así será, mataremos al Peje si es necesario con tal de estar ahí. Un gran saludo.

mayo 23, 2006 11:38 p. m.  
Blogger Andreas Kartak said...

jejeje, el Hector es el mancebo casposo que sirve vinos y cierra las puertas del local casi siempre antes de que se marche el último cliente
un abrazo y ahí nos vemos

mayo 24, 2006 9:42 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Ore, pue.

mayo 24, 2006 10:31 p. m.  
Blogger Andreas Kartak said...

me falló maestro, ni modo

mayo 26, 2006 1:44 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Chanfle, ni me diga, Maese. Pra pinche suerte me tocó cubiri un evento ese día en la nit :C Pero no sea gacho, guardamos la charla y la poesía para otra ocasión, va? No sea gacho.

mayo 27, 2006 7:37 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Realismo mágico en el hacer y el escribir, caramba

mayo 29, 2006 5:25 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

De magia negra, será

;)

mayo 29, 2006 9:31 p. m.  
Blogger J.F.Cuadrado said...

Saludos remotos: A mi Padre, le falta una pierna, desde entonces nadie sabe donde se encuentra. Y a veces, ensimismado, nos pregunta: -"¿qué habrá sido de ella?." Todos sabemos a qué se está refiriendo, pero guardamos un silencio casi religioso, por lo hipócrita. Pero lo más macabro de todo es que la pierna ortopédica, ha impuesto sobre todos nostros su presencia, insultantemente mecánica, en su esqueleto de aluminio y plástico. El Zapato, se asienta sobre la nada, mi Padre, la guarda en un oscuro rincón, jamás se la pone. Pero de vez en cuando, relumbra el metal, y todos recordamos la incineración, de la amputada pierna derecha de nuestro Padre, así, como vengandose del olvido obligado, la otra, la de maniquí articulado, parece ajustar cuentas con mi Padre. Como diría, Manucho: Las cosas tiene alma, pero a veces es mejor no saberlo.
Saludos, desde la Cizaña Estética.

junio 06, 2006 5:33 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Wow, gracias porcompartir la historia miss... Claro que las cosas tienen alma y que está en lo correcto Manucho (jeje, Manucho)... Toda cosa se levnata por las noches, nooo, pero no los juguetes como en ciertas caricaturas, quesque cobrando vida y jugando entre ellos, nooo, las televisiones encienden, en mute que no logra depertarnos, la aguja de la radio enloquece y se escucha para adentro, y la bocina del teléfono, en el aire, como si uno estuviera ahí, sosteniéndola, charlando, y bien que charla lo que la sostiene, y los cuchillos, chale, los cuchillos, esos vuelan, aunque nunca llegan más allá de un centímetro de nuestra mejilla...

junio 07, 2006 11:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Más Postes en Archives
Creative Commons License
Lumbre Culebra, bajo Creative Commons

BloGalaxia