17.10.06

:
Huele a pedo, letrina pública, azufre, pelo quemado, a orín, a rata muerta, víscera, baba, perro mojado, a coño enfermo, a caca, a huevo, encierro, pus, patas, muerto, leche rancia y luego el pinche huele a trigo. ¡.El mundo también huele a trigo.!

8 Comments:

Blogger fgiucich said...

Son los olores que nos circundan. Abrazos.

octubre 17, 2006 5:56 a. m.  
Blogger Margarida V said...

mejor a trigo que a pedo!!

octubre 17, 2006 5:44 p. m.  
Blogger wakko said...

pues es el perfume de cuernavaca o no saludos

octubre 18, 2006 6:47 p. m.  
Blogger hortelano said...

Cruel y delicioso el contraste. Entre el olor imperceptible del agua y los dos millones de flatulencias corpóreas que sacas en este semianexo.

Mucho bueno. Un saludote y mil disculpas. Hace un buen rato que no escapaba de mi otra casa y de mi cabeza y de mis bobadas.

A ver si ahora si lo veo.

octubre 19, 2006 5:11 a. m.  
Blogger el maléfico doctor Bob said...

ah jijo al principio pensé que estabas hablando de oaxaquita la ex bella...pero el olor a trigo nomás no era de por aquí...

octubre 19, 2006 1:42 p. m.  
Blogger Sergio said...

¿A que huelo yo? um... bueno... supono que uno huele a todo lo que acaba de describir aqui...

Cuestion nomas de escoger...

octubre 19, 2006 5:46 p. m.  
Blogger Michelle said...

que ese olor nos despierte, nos remueva para que nunca dejemos de oler-nos..saludos desde el Testigo

octubre 19, 2006 8:03 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Don FER: O más bien que nos circunsisan, jeje.

Pa que te digo que no si sí, MARGARIDA, ni comparación.

Qué bueno que no me dormí en tu cuerto, inche WAKKO.

Pus que sea el próximo jueves, camarada HORTELANO. O cómo la ves?

Fíjate, mi BOB, que iba a poner que también olía a APPO, pero loc consideré un exceso, ja. Pinches perros, esos.

De acuerdísimo con usted, mi buen SERGE. Ora sí que depende el humor.

Amen, querida MICHELLE. Un gran abrazo.

octubre 19, 2006 11:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Más Postes en Archives
Creative Commons License
Lumbre Culebra, bajo Creative Commons

BloGalaxia