7.7.05

Vitral en 3D

Mayoritariamente, la casa era de cristal. Mayoritariamente amarilla. A excepción del zaguán, que era de cedro. Tenía talles barrocos, la puerta, y al centro, a la altura del ombligo, podía observar su interior. No sé si por un agujero o a través de una ventanilla, pero muchas veces espié por ahí. No recuerdo en qué momento ni para qué entré. La cosa es que entré y me vi sentado en las escaleras de hierro, que bajaban al centro de la casa como una cascada con rabia. De todos modos el lobby seguía siendo muy grande. El mosaico en el suelo era muy limpio, y el gran mapa zodiacal que le estampaba resplandecía. Estaba sentado en el peldaño más alto de la escalera. El motivo no era observar los detalles, pero fue lo que hice. Indudablemente, las formas redondas del interior eran Art Noveau (aunque todo en cristal con uniones de hierro). Sobre el amarillo que predominaba había fragmentos en verde, naranja, dorado, escasos negros, pocos rojos. Era la misma plasta de colores que vería un miope, a considerable distancia, en la Adele Bloch-Bauer de Gustav Klimt. El gran centro de la casa carecía de todo inmobiliario. Era como encontrarse en un vitral en 3D, respirando un aire entre dorado y amarillo. Carecía también de todo movimiento y habitante. La soledad era grandiosa, efecto de la luz filtrándose a través del domo de cristal. Fue por eso que caí en cuenta de la existencia del gran domo y, en él, de un gran vitral. Al mirarlo con fijeza prácticamente caí, pero hacia arriba. En un segundo me fundí en el vitral. ... Cuando abrí el zaguán y me paré en el centro del lobby, pude ver, desde el domo, el temblor de mis piernas. Mi pequeñez era famélica y ridícula. Debí mojarme el pantalón. Quise hablar, atravesarme un omóplato, salir corriendo. Nada hice. Luego ese aspecto de cuerpo se echó a llorar.

9 Comments:

Anonymous noemi said...

Verdaderamente bello. Maravillosa la capacidad de algunos de postrarse ante lo divino y reconocer su pequeñez. Sólo así es uno capaz de vibrar con el mundo .

:)

julio 08, 2005 8:25 a. m.  
Blogger lata latoso said...

pero qué ví?

julio 08, 2005 9:48 a. m.  
Blogger Dra. Kleine said...

Me reflejó angustia Dioses!
Lograste que me metiera en todo el vitral, en toda tu lectura. ME gusta!

Saludos!

julio 08, 2005 11:11 a. m.  
Blogger Silencio V_2.0 Release 3 said...

Esto me suena a una reconstrucción hecha con fragmentos, en el interior, aunque tal vez exista no hay nada mejor que la interpretación, cualquiera de las dos me agrada.

Es muy buena su descripción.

Saludos

julio 08, 2005 3:25 p. m.  
Blogger Luis Martínez Álvarez said...

Interesante bilocación! Vaya manera de meternos a ese vitral, quiero verlo, dónde está??

julio 08, 2005 7:32 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

NOEMI, LATAS, agradecido con sus palabras ;)

G.KLEINE, precisamente como tu nombre me vi, chiquitito, "so kleine". Qué chido que te gustó.

julio 08, 2005 9:14 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

SILENCIO, MONO, están en lo cierto. Son fragmentos de un sueño que tuve antier. Fue patético el sueño. Estaba conectado con otro que no menciono, una parte del sueño que se encuentra detrás de esta casa, no sé por dónde, pero por ahí está... Si gustan visitar la casa tendrán que preguntarse primero, como en John Malcovich, si quieren ser Tristán Estar, ja (qué tonto)... Tomen sus precauciones... Sendos abrazos.

julio 08, 2005 9:24 p. m.  
Blogger IHB said...

Mmmmmmmmm Me recuerda (positivamente y no sé por qué) a "Otra vuelta de tuerca".

julio 09, 2005 3:53 a. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Órale, Iván, tú crees? Pero en tematíca no. O sí?

julio 09, 2005 5:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Más Postes en Archives
Creative Commons License
Lumbre Culebra, bajo Creative Commons

BloGalaxia