9.11.05

No

:
No la lujuria no la avaricia no la soberbia
Ya no la gula
( ojalá todos sintiéramos gula )
Ya no la envidia ya no la ira

no la pereza

El pecado capital moderno
.......... padece
inapetencia

13 Comments:

Blogger 20Th Century Boy said...

Y que nos queda si no hay los sustitutos oscuros?

noviembre 09, 2005 5:21 p. m.  
Blogger el tío nasty said...

sin párpados sin sexo sin gusto sin piernas sin amargo sin dulce sin monedas llenando el manos encogidas sin risa sin sudores sin golpes sin espaldas erosionando el respaldo de las camas sin enemigos sin tacones pisando por detrás a las cerezas de otros pasteles sin disgusto sin la voz fingida de una mentira pronunciada con altavoz de paja qué nos espera cuando ya no queda nada ni la muerte tiene ganas

noviembre 09, 2005 7:01 p. m.  
Blogger Andrómeda said...

Ja, es cierto. Ya hasta los pecados están fuera de onda. Qué difícil es esto de la modernidad.

noviembre 09, 2005 8:35 p. m.  
Blogger Silencio said...

No, no a la lujuria, si a la gula, que digo de la envidia, ¿ira?, prefiero llorar... y llorar

y llorar

Y llorar

El pecado debería ser llorar, a chin. nel ya ni puedo llorar.

El pecado capital se ha modernizado que ahora no hace nada, todos se arrojan a sus vicios y se mueren, de la nada, el diablo solo recoje despojos y los mete bajo la alfombra porque Él y Dios están jugando cartas, aburridos de la poca variedad de nuevos pecados del ser humano y aburridos del poco comfort de los milagros, no no más...

Que el cuervo me devore los ojos.

Que el ólvido me lleve a sus brazos.

Que la nada se haga uno con mis besos.

Unas palmadas en la espalda.

¿Que le parecieron esas rolas?

noviembre 09, 2005 9:50 p. m.  
Blogger Dra. Kleine said...

Em.
Hoy puedo deciros,
que irremediablemente
me considero una gran,
gran moderna pecadora.

Pues estoy dispuesta
a pagaros,
el castigo que se me otorgue.

noviembre 10, 2005 9:26 a. m.  
Blogger diablo enlatado said...

pecar.

creo que diario lo hago más nadie se da cuenta. solmante yo me torturo día a día, devorando mis pecados sin absolución

noviembre 10, 2005 2:15 p. m.  
Blogger Andreas Kartak said...

¡bingo! me saqué el melate
7 de 7
supongo que eso me dará privilegios o algún tipo de membresia VIP en las cantinas del infierno...

noviembre 10, 2005 3:50 p. m.  
Blogger Bí Mát said...

¿inapetencia? no será más bien indiferencia, el exceso llevado al exceso mismo de la gula por pecar...aunque parezca absurdo.

Ahora todos los pecados están a click de distancia, lujuria por el ciberespacio. Pereza con monitor, teclado y ratón (aunque facilita la comunicación--y la vuelve fría--)derrama el dulce de la soberbia que empalaga la novedad.

Pero si se ha de padecer un pecado que sea la lujuria, el sexo por el sexo, coitar por coitar, coger por coger y no saber más del mundo, llenar los cuerpos de sudor, y que su olor se mezcle con el del sexo...perderse en el sexo del otro, nunca más bajarse del guayabo. Sentir en la garagnta la miel salada de sus venidas, llevarse en la piel ese aroma.


Todo para todos!!!!

noviembre 10, 2005 5:50 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Que no hay, 20TH? Uchis. Pero si hay montón, lo que pasa es que nos remiten a lo mismo.

NASTY, no manche. Hasta se me revolvió el estómago :S

Más bien lo lo veo re fácil, amiga ANDRÓMEDA, todos los pecados para uno y uno para todos (o como los anillos de Tolkien, jeje). Más simplicidad no encuentro.

Jeje, BRO. Nomás leí "rolas" y me dije qué "rolas". Y aquí me tienes revisando ese disco. Thnks por la sorpresa, míster :D Simplemente te mando un gran y sincerísimo abrazo.

G. KLEINE, hágame un ladito en el cadalzo, no sea mala :D

No los devores, LATAS, mejor aderézalos.

Jaja, maese KARTAK. Ns ólo no tengo duda de esa membresía VIP, sino que se me hace que tan sólo con la primer semana en el infierno usted ya se asoció a cada antro y lupanar por haber en el infierno ;) Así que el que va a llegar a tocarle la puerta es su servidor.

Así es, camarada BÍ MÁT, la indiferencia es el punto, sólo que pensé que la sonoridad de la palabra "inapetencia" llevaba un golpe intrínseco. Me sonó mejor ;) Un gran abrazo.

noviembre 10, 2005 9:41 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Beth Gibbons & Rustin Man...

Qué grandes

:D

noviembre 10, 2005 9:52 p. m.  
Anonymous Ale said...

Alguien me llamó "tolerante" hace unos días. Me enfadé. Tolerante es quien se mantiene inmutable ante lo que su reprimida conciencia estalla a gritos. No que ese sea el significado real, pero es el que le ha dado la gente que se proclama, a sí misma, tolerante.

Tengo hambre.

Saludos.

noviembre 11, 2005 10:47 a. m.  
Blogger Lo-que-serA said...

Más que inapetencia, mi querido blogger, a mí se me hace que se peca de mezquindad. Por ahí arriba alguien lo señala: lujuria por internet, uy sí, mira tú qué malo soy. Y aunque sí se han puesto de moda los pecados (Magnum de Holanda tiene un relleno distinto para cada uno) los verdaderos pecadores nunca estaremos a la moda. ¿Soberbia? ¡A huevo!
;)

noviembre 11, 2005 3:27 p. m.  
Blogger Tristán Estar said...

Lo mismo digo, ALE. Más que colgarnos una medalla por tolerantes nos la debríamos colcar por respetuosos, creo yo.

LO-QUE-SERÁ, de veras cree usted que no estamos de moda :C Yo digo que sí, tan de modod están los pacadores que el mejor ejemplo son las Magnum, como dice. Pero sí, eso de la mezquindad sobre la indiferencia habrá que pensarlo. Puede ser...

noviembre 12, 2005 3:28 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Más Postes en Archives
Creative Commons License
Lumbre Culebra, bajo Creative Commons

BloGalaxia